09 de febrero de 2011

POSICION DEL STIBYS ANTE LA ASAMBLEA DEL FNRP DEL

SINDICATO DE TRABAJADORES DE LA INDUSTRIA DE LA BEBIDA Y SIMILARES (STIBYS) POSICION DEL STIBYS ANTE LA ASAMBLEA DEL FNRP DEL 26 FEB 2011 EL DESARROLLO HISTÓRICO DE LOS MOVIMIENTOS POLÍTICOS Y SOCIALES, SIEMPRE SE HA SUSTENTADO EN PROCESOS DIALÉCTICOS DE CONFRONTACIÓN Y NEGOCIACIÓN. LA HISTORIA DEMUESTRA QUE CUANDO LOS PROCESOS DE CONFRONTACIÓN SE HAN LLEVADO HASTA EL LÍMITE CRÍTICO, ESOS MOVIMIENTOS OBTUVIERON LAS MEJORES SOLUCIONES NEGOCIADAS. Basados en esta realidad histórica el STIBYS plantea y propone lo siguiente: 1. Es preocupante que apenas a un año y medio del golpe de Estado militar, sin haber llegado la confrontación con los golpistas a un límite crítico y sin un desgate del régimen que los obligue a buscar soluciones negociadas a la crisis política, se estén promoviendo Frentes amplios paralelos para participar en las elecciones del 2013, argumentando que en ellas el pueblo va a derrotar a los golpistas, se sacará el clavo y desde el poder, convocará a la Constituyente. 2. Aprobar en la Asamblea Nacional del FNRP del 26 de febrero, la participación en las elecciones del 2013, sería el mejor regalo para los golpistas y un flaco servicio para el imperio gringo, quienes acostumbran a promover guerras, invasiones y golpes de Estado para luego pedir a los pueblos víctimas: olvidarse del pasado, la reconciliación nacional y hacer borrón y cuenta nueva con los crímenes que contra ellos se ha cometido. Esto es lo que están haciendo con nosotros y que los golpistas del patio también promueven. Otra consecuencia de una decisión de tal naturaleza es dejar a los países, que no han reconocido al régimen golpista, en una situación complicada que los obligaría al reconocimiento. 3. El FNRP es amplio, diverso y lo más nuevo que tenemos, no volvamos al pasado. No dividamos al frente ni separemos lo social de lo político. Recordemos que Carlos Marx nos enseñaba la importancia de la unidad y que “toda lucha social es política y que toda lucha política es social”. Con la creación de frentes amplios paralelos dividimos al frente y separamos lo social de lo político. De nuestra inteligencia para evitarlo dependerá el futuro de nuestro país y su refundación. 4. El imperio gringo y sus súbditos en Honduras decidieron que a pesar del golpe de Estado militar debíamos restablecer el orden Constitucional y lavar el golpe, asistiendo a unas elecciones que todos sabemos fueron ilegítimas, infladas y fraudulentas. Nosotros, como movimiento popular, desde que se aprobó el TLC con los Estados Unidos planteamos la necesidad de una Constituyente para elaborar una nueva Constitución, reafirmar nuestra soberanía y garantizar los intereses nacionales. Esta necesidad encuentra su máxima justificación ahora al haberse roto el orden constitucional con el golpe de Estado militar. En este marco, hablar de ir a elecciones, no solo es desaprovechar la situación creada, sino justificar y darle continuidad a la estrategia impuesta por el imperio y sus repetidores golpistas nacionales. 5. Se argumenta, erróneamente, que Evo Morales, Rafael Correa y Hugo Chávez llegaron a gobernar por la vía electoral y convocaron a una Constituyente desde el poder, pero se olvida que lo hicieron en el marco de regímenes constitucionales, que no es el caso de Honduras, en donde ese orden constitucional está roto. A Su ascenso contribuyó una profunda crisis, tremendas confrontaciones y regímenes cuestionados por sus pueblos. Los tres llevaron como compromiso la convocatoria a Asambleas Nacionales Constituyentes para hacer nuevas constituciones y refundar sus países. 6. En Honduras la oligarquía ha sostenido y sigue sosteniendo, la inviabilidad constitucional de una Asamblea Nacional Constituyente y el pretexto para derrocar al Presidente Zelaya Rosales, fue su intento de consultar al pueblo sobre su convocatoria. La tesis de ganar el gobierno y las dos terceras partes del Congreso, en las próximas elecciones del 2013, para desde ahí convocarla, tendrá la misma respuesta oligárquica de la inviabilidad constitucional con el agravante que de no lograrse un triunfo en los niveles esperados, habremos legitimado el régimen y retornado al pasado. 7. El STIBYS considera, igual como lo afirma el presidente Zelaya en una de sus cartas, “que este no es un momento para pensar en elecciones” y que “sería un terrible error pensar que estamos listos para abordar ese camino de inmediato”. También afirmó en otra de sus cartas que elecciones, solo para la constituyente. Creemos, igual que él, que debe abrirse el debate sobre las vías posibles sin excluir ninguna y que es deber del FNRP proponerlas y estimular la discusión amplia, sin inducciones que conduzcan a una en particular porque la selección de la o las vías deben ser aquellas que mejor se adapten a las condiciones reales de triunfo. Las contradicciones existentes, propias de la diversidad del FNRP, deben tener como decía José Martí, soluciones ideológicas con profundo debate. Soluciones Ideológicas, porque estamos en un proceso de agudización de la lucha de clases en donde el imperialismo al imponernos el neoliberalismo y un golpe de Estado militar ha generado principalmente dos efectos perversos en nuestra destruida institucionalidad: uno, es que el poder está fuera del Estado y dos, es que el pueblo está excluido del poder. Para superar estos dos efectos que niegan al pueblo hondureño su soberania, la única salida es la refundación del país. Además la conducción del Frente por la definición y características de ésta organización está obligada a elevar el nivel ideológico y de conciencia de clase del movimiento nacional de resistencia y no a provocar su estancamiento o retroceso. Soluciones con profundo debate, porque no se trata de inducir opciones sino de encontrar soluciones adecuadas, reales y honestas; no de garantizar el triunfo de nuestras posiciones sino de construirlas conjuntamente. Solo si el debate viene desde la base y es ideológico y profundo saldremos de esta Asamblea unidos y fortalecidos en la diversidad. 8. Una pregunta obligada es: ¿si el poder está fuera del Estado, y el pueblo excluido del poder, qué poder ganaremos con las elecciones del 2013 que nos va permitir convocar a la Constituyente y refundar el país? El Presidente Zelaya en su gobierno comprobó que el poder estaba fuera del Estado, que le impedían gobernar y esa situación no solo no ha cambiado sino que ahora es más grave y vergonzosa. Véase la práctica del régimen actual, las publicaciones de WikiLeaks y la posición de Porfirio Lobo que dice estar en el centro y que la ultra izquierda y la ultra derecha le impiden gobernar. PROPUESTA Por ello, desde STIBYS sugerimos en el marco de los posicionamientos políticos del FNRP de Siguatepeque y Tocoa, de la coyuntura política actual, de los avances que ha tenido el FNRP y el pueblo hondureño en general, lo siguiente: 1. Continuar aplicando el numeral 1 del Posicionamiento Político del FNRP de enfrentar o confrontar el actual régimen político con acciones permanentes de resistencia con el fin de evitar - desde la lucha popular organizada, movilizada y politizada a nivel barrial, aldeal, municipal, departamental y de las organizaciones sociales y políticas - la implementación de leyes, decretos, fallos, ordenanzas y cualquier otro atentado contra los derechos económicos, políticos, sociales, culturales, de justicia, de soberanía popular, territorial y alimentaria conquistados a través de la lucha por el pueblo en general. Así mismo seguir luchando por desmontar el aparato golpista, la corrupción, la impunidad, la violación a los derechos humanos y por el retorno seguro y sin condiciones del Presidente Zelaya y todos los exiliados. 2. Continuar con los procesos de formación, organización y movilización para mejorar los niveles de la lucha y la calidad de la confrontación hasta imponer a los golpistas, desde el pueblo, las soluciones más adecuadas a la crisis. 3. Ejecutar el mandato de más de un millón trescientos mil hondureños de auto convocarnos a la Asamblea Nacional Constituyente originaria, popular, incluyente y refundacional que elabore una nueva constitución, producto de un pacto social y político, integrada con interlocutores válidos, que representen todos los sectores sociales, económicos y políticos junto a delegados departamentales y municipales para refrendar su legitimidad. El compromiso de esta Asamblea podría ser el instalar la Constituyente el 28 de junio de 2011. RECORDEMOS QUE LA LEGITIMIDAD DA EL PODER Y NO A LA INVERSA. Por ello, instalar la Constituyente para obtener una Nueva Constitución Legítima, es un esfuerzo de confrontación, que organizará, elevará la conciencia del pueblo, ayudará a agudizar la crisis y obligará a los golpistas, junto con otros actos de resistencia, a buscar salidas negociadas. 4. Luchar por una nueva Ley Electoral ajustada a la nueva Constitución, que permita la participación electoral, no solo a los partidos políticos y a las candidaturas independientes, sino a frentes sociales y políticos, lo cual sería un nuevo aporte en la democratización de los procesos electorales. 5. Debemos, desde ya, rechazar y hacer resistencia, al proceso electoral del 2013, porque no hacerlo, o promoverlo con los frentes amplios electorales, significa seguir oxigenando el golpe de Estado militar. Crear esperanza a ese respecto, tiene el efecto de hacernos olvidar todo lo pasado, hacer borrón y cuenta nueva con el golpe de Estado y sus consecuencias. Aclaramos que el hecho de rechazar y hacer resistencia al llamado proceso electoral del 2013, no indica, que estamos en contra de los procesos electorales como una vía legitima de acceso al poder. Tampoco el hecho de que el FNRP haya rechazado el monólogo y las misas en cuartos oscuros, propuestas por Porfirio Lobo, significa que nos opongamos al diálogo y la negociación, las que se justifican cuando los interlocutores son válidos y las condiciones permitan avanzar en el logro de nuestros objetivos. 6. El FNRP puede buscar, con interlocutores válidos, salidas a la crisis política, pero sin abandonar la vía de la ASAMBLEA NACIONAL CONSTITUYENTE con las características que hemos señalado y los objetivos perseguidos. Esto, solo podría lograrse con una correlación de fuerzas favorables y cuando la confrontación con los golpistas y el imperio, haya llegado a su límite crítico, lo que podría involucrar en su momento a las Naciones Unidas, la OEA y los países de UNASUR en el marco de las resoluciones de esas instancias internacionales sobre el golpe de Estado en Honduras y las atribuciones de sus Cartas Constitutivas. En conclusión, estos procesos dialécticos de confrontación y negociación desde la base, al contrario de las elecciones del 2013 que son otra trampa, nos darán legitimidad y contribuirán a convertir al FNRP en una verdadera opción de poder popular. Esta estrategia y las tácticas de lucha pueden ser modificadas cuando se considere necesario y la Asamblea Nacional del FNRP del próximo año, estará obligada no solo a revisarlas y evaluar lo actuado, sino a ratificarlas o modificarlas. El STIBYS plantea la necesidad de – antes, durante y después de la Asamblea del 26 de febrero – buscar consensos pues ella no es el principio ni el fin, es parte de un proceso. De esa Asamblea debemos salir unidos y fortalecidos en la diversidad, porque es ahora o nunca como decía el ex presidente del STIBYS Luis Alonzo Morel Coello.

No hay comentarios.: